viernes, 11 de marzo de 2011

Descenso de los pozos de la mina de Bustarviejo

La mina de plata abandonada de Bustarviejo consta de dos opozos exteriores, que enlazan con dos zonas mineras y que a su vez estan unidas mas abajo por una galeria general.

Sobre estas lineas, pozo Maestro de Bustarviejo, el situado mas alto enla ladera, comunica con varias salas y con un pozo interior, el cual a su vez comunica con una larga galeria con acceso al exterior.

Travesía Pozo Maestro (exterior) – Gran sala – pozo interior y salida por la galería general

Actualmente no esta preparada para hacerse en travesia, aunuqe las instalaciones que existen son razonablemente buenas. Necesitaremos una cuerda de 20 metros para el primer pozo, de entrada, un par de mosquetones para la cabecera, pues las chapas son fijas y una de 10 para el primer fraccionamiento. Para el pozo interior necesitaremos una cuerda de 40 si lo vamos a hacer desde su cabecera o una de 20 si por el contrario lo tomamos desde la sala, Para este necesitaremos ademas chapas de metrica 10, 2 si hacemos la priemra opci´´on y 3 si optamos por la segunda.

Pozo Maestro

Se trata del pozo que comunica la superficie con las labores situadas a más altitud de la Cuesta de la Plata. Lo denominamos Pozo Maestro, pues es el único en el que hemos conocido una estructura a modo de castillete, y por tanto en los últimos tiempos, cuanto menos debió de ser el pozo más importante de la mina. Tiene una profundidad de 16 metros. La boca se ubica a 1504 m.s.n.m.
Posee una cabecera de 2 parabolt M-12 con la chapa sellada con “Sika” para evitar robos, en la cimentación de hormigón del cabestrante. Es preciso para acceder a él levantar una trampilla de acero.
Al poco de descender, a unos 3 metros hay un fraccionamiento en un parabolt de 10. Al poco de descender tenemos dos opciones: abandonar el pozo por una repisa y ensanche del mismo, para acceder a una galería superior, o bien seguir descendiendo.
Si tomamos la primera opción, poco más abajo antes de entrar en una zona ensanchada hay un nuevo parabolt de 10 en una posición algo incómoda. Sirve para realizar un rápel de un resalte hacia fuera y volver después a tomar la cuerda descendente del pozo. Este resalte tiene  2 metros y da acceso a la denominada “galería superior” que desemboca en la cabecera del pozo interior.
Volviendo al pozo maestro, este termina en una zona acampanada de 4,70 m de altura, con un fraccionamiento justo al comienzo. La base del pozo está formada por cascotes y escombro en pendiente que al cabo de unos 20 metros desemboca en la “gran sala” o “plaza de toros”
 Pozo maestro, que comunica el exterior de la zona mas alta de la mina con la gran sala. En violeta se han marcado los anclajes existentes (2011).
Cubo para trasporte de mineros y mineral, en el fondo de la gran sala. Data del siglo XIX. Da acceso al embarque intermedio del pozo interior
Cruz de bronce de la bautizada "sala de la Cruz"

Pozo interior

Este pozo tiene la particularidad de que lo podemos tomar en dos puntos, en su cabecera, desde una galería a la que accedemos desde el pozo maestro de la entrada y una segunda opción, desde la gran sala, próximo al cubo de metal.
Si lo tomamos desde la cabecera tenemos un pozo limpio de 32 metros, con tramos en volado donde este intercepta cámaras y tramos en que podemos apoyarnos en las paredes en un pozo de unos 3 m de diámetro. Es realmente curioso. La cabecera está compuesta por un anclaje de parabolt del 10 próximo a una galería inundadaque sirve para asegurarnos en la aproximación o reaseguro y otro en la cornisa el pozo, en el suelo en el extremo opuesto a por donde hemos entrado. Bajando por el pozo unos 2 metros tenemos una cómoda repisa en un bloque que sobresale y en el que está colocado un fraccionamiento con una chapa (parabolt 10).
Croquis del pozo interior de la mina de plata de Bustarviejo. Mina de la parte alta


Gran sala y sala de la cruz

El pozo maestro da acceso a una de las salas más espectaculares de las mina (o minas) de la Cuesta de la Plata. Sin embargo y al contrario que la parte inferior de la mina Indiana, sólo son accesibles mediante técnicas de espeleología. La gran sala o “Plaza de toros” ha sido bautizada de este modo ya que en las primeras campañas en Bustarviejo, intercambiamos opiniones con mucha gente del pueblo. Los más ancianos nos comentaban que habían oído de niños que en la mina había una gigantesca sala en la que cabía una plaza de toros. Una vez explorada la totalidad de la mina, a excepción de la zona sumergida (que claramente tiene menor entidad) sin duda alguna la gran sala del pozo maestro es la cámara más grande de la mina. Tiene unas dimensiones de unos 10 x 10 metros y una altura de 14 metros en algunas zonas, si bien posee varios recovecos y entrantes a otras galerías que le dan un aspecto mayor.
A esta sala como se ha comentado se accede por los derrubios en cuesta desde el pozo maestro. Creemos que todo este material es un echadizo una vez se cerro la explotación y que por comodidad los pisos serian escalones y rampillas con estemples de madera. Un pequeño muro separa la sala de un embarque hacia el pozo interior. Cabe destacar un enorme cubo metálico, en el que cabe una persona situado al aplomo de una especie de pocillo contiguo al pozo interior. Por un extremo, la sala continua en una galería bautizada como “de la cabra” pues al final de ella se encuentra un esqueleto de un malogrado animal que debió de caer por el pozo.
Por el extremo opuesto a la galería de la cabra, y ascendiendo una pequeña pendiente se vuelve a poder acceder al pozo interior y aparece una nueva galería con espectaculares gours y precipitados que da acceso a una pequeña sala con un resalte y rampa que desemboca en un nivel superior donde aparece una cruz de cobre. Este nivel por el otro extremo desemboca en una galería colgada con estemples por el techo de la gran sala (y que en su día hemos saneado)
La otra opción es acometer el pozo desde la gran sala, a la cual hemos podido acceder desde el pozo maestro, descendiendo por escombros y pasado junto a un gran cubo de metal para transporte de mineros. Accedemos al pozo por lo que en argot minero se denomina un “embarque” (para carretillas o vagonetas). Se ha colocado un pasamanos para llegar al anclaje de cabecera en mitad del pozo. Hay dos parabolt del 10 para el acceso y uno para la cabecera.
Descendiendo 5 metros por el pozo este pasa a ser volado pues nos encontramos en el extremo de la cámara o gran sala. Bajando 5,50 metros más encontramos frente a nosotros una plataforma que da acceso a la parte superior de la cámara y la galería de la cruz. Podemos hacer un péndulo para colocarnos en la repisa, hay una chapa en el suelo donde poder colocar un cordino y poder recuperar la cuerda de pozo. El pozo prosigue otros 22 metros aproximadamente hasta la base, donde comunica con la galería general de salida.

1 comentario:

  1. Esupendo reportaje, a ver si puedo visitarlas pronto. un saludo

    ResponderEliminar